Aperturar una puerta ¡Tarea de un cerrajero!

Dentro de la cerrajería, la labor que mayormente se lleva cabo es el de apertura de las cerraduras sin que haya riesgo de ruptura. Comúnmente ocurre debido a que el mecanismo queda trabado, hay una ruptura de llave, o la perdida de la misma.

Sin embargo, para los cerrajeros esta tarea es muy fácil y te la presentaremos en este artículo a continuación.

¿Cómo se puede aperturar una puerta?

  • La técnica Bumping

Para poder llevar a cabo esta técnica, se necesitan algunas condiciones e ideas que hay que comprender.

Lo primero es que como método para aperturar una puerta, el Bumping es perfecto ya que puede abrir aquellas cerraduras que se han mantenido cerradas por años. Para ello se utiliza una llave antigua.

A su vez, implica que es necesario una cerradura económica o de baja calidad, o en su defecto antigua. De igual forma, se hace uso de  una llave maestra denominada Bumping, también denominad “bruta” por el uso de la fuerza.

Las llaves Bumping se encuentran con facilidad en las tiendas especiales de cerrajería y como especialistas en la materia, los cerrajeros la utilizan para abrir las habitaciones o portones que tienen años cerrados, pero sin causar incidencias.

Este método de aperturar una puerta, no solo implica la llave bruta, sino, que también se hace para alinear los pistones y un golpe para que gire y abra de forma rápida y la sencilla la cerradura.

El método de la ganzúa

Esta técnica es la más popular y desde su invención ha dado grandes resultados de efectividad. Sin embargo, esto ha implicado que se le relacione con la delincuencia, siendo los desconocidos muy hábiles en el manejo de esta herramienta.

Para aperturar una puerta con las ganzúas, solo hace falta el uso de unas tres piezas: la ganzúa con forma de R, la cual realiza el empuje de los pistones de manera sencilla.

Se utiliza el acero elástico, tal material funciona como un amoldador en la cerradura para un giro de manera sencilla y rápida. Lo importante de ello es que debe ser pequeño.

Mientras que el último es una famosa llave de tensión con la forma en L, debido a que presiona el sector inferior de la cerradura. El método de la ganzúa es una técnica que posee una gran complejidad, por lo que solo los mejores cerrajeros logran llevarla a cabo.

Ya conoces el cómo puedes aperturar una puerta, sin embargo, toma en cuenta que si quieres éxito lo mejor es acudir a un cerrajero profesional. Él hará el trabajo sin que tu cerradura se dañe así que solo presiona en https://www.cerrajeroscoruña.com/.

 

No se admiten más comentarios