La intimidad de una casa es muy importante

Me llama tremendamente la atención ver como los constructores de este país tienen el vicio de hacer las casa además de tan juntas con tan poca intimidad entre vecinos, hay algunas en las que incluso debes pedirle hasta permiso al de al lado porque tu ropa tendida casi roza dentro de su vivienda. Hay veces en las que hasta apuro te da salir a comer porque pareciera que la comida siempre es en torno  a los vecinos de al lado, donde ni hay intimidad ni tan siquiera puedes mantener una conversación privada, es más me atrevo a decir que hay incluso algunas como la mía que el jardín ni siquiera dispone de una valla que pueda delimitar cual es parte de su terreno y cuál es el mío. Desde luego no es una cuestión de que me lleve mal con mi vecino sino de poder ponerme en mi casa en bikini si quiero y de poder bañar a mis hijos en la piscina sin sentir que alguien nos está observando.

Hemos pensado en muchas cosas para poner, por supuesto hemos hablado con ellos y están completamente de acuerdo y en principio queríamos levantar un pequeño muro pero resulta que nos quita un montón de espacio, tanto a ellos como a nosotros y no es que los patios sean pequeños pero son metros que nos vienen muy bien. A sí que después de dar muchas vueltas hemos pensado en poner una valla de madera que va muy bien donde la queremos poner y cubrirla con algún tipo de tela de estas que no dejan ver lo que hay detrás y además e tener un poco más de intimidad hemos pensado que quedará muy coqueto, tanto es así que la idea le ha gustado a muchos más vecinos que van a poner lo mismo en sus casas. La verdad que ya nos hemos puesto en contacto con virutalia nos hemos dado cuenta que es el sitio en el que mejor nos sale tanto de precio como la calidad que nos ofrece, por lo que los hemos llamado ya que el trabajo ya os digo yo que se acumula porque somos muchas las casas que lo vamos hacer, haber si pudiera ser que este verano disfrute de la intimidad de mi casa y de los míos sin notar una presencia constante que no deja de observarte.

No se admiten más comentarios