Mudarse a otro lugar

Las mudanzas siempre son un poco traumáticas, despedirte de los tuyos, de tu casa, de tus cosas, de tus amigos, familiares, conocidos… empezar en otro lugar, ser capaz de ver la vida con otros ojos, desde otra perspectiva, ser capaz de adaptarte a los cambios, es duro, pero cuando hay que hacerlo se hace y punto.

Cuando mi marido me dijo que nos teníamos que mudar se me vino el mundo abajo, ¿Qué iba a hacer yo en otro lugar? ¿Cómo podría acostumbrarme a estar sin los míos cerca? Pero bueno, haces de tripas corazón y lo haces aunque a tu pesar.
Siempre he pensado que los cambios nos dan miedo porque no sabemos lo que va a pasar, no es miedo al cambio, es miedo a lo desconocido. Así que me tocó hacer las maletas y nos mudamos a Granada ya que mi marido tenía que estar en esta preciosa ciudad unos años, como mínimo uno y medio.
Nada mas llega me gustó, el ambiente, la gente, el clima, las calles, la ciudad, todo me encantó. En seguida hice algunas amigas con las que charlar y tomar un café de vez en cuando y me adapté bastante bien.

Me ocurrió que mi marido tuvo que salir de viaje y me quedé en casa, esa semana yo tenía el coche por lo que salí a dar paseos con él y para conocer más cosas. En esas se me fundió una luz de las de cruce, sabía que no podía ir con las luces así por lo que busque en internet un desguace en el que comprarlas y encontré http://www.desguacesgranada.com. Adquirí las luces y fui al taller a que me las pusieran, todo me salió bien, no tuve ningún problema y la verdad es que me sentí orgullosa de mi misma por haber podido hacer todo eso sin la ayuda de nadie.
Siempre he estado muy arropada por mi familia, mi marido es el que soluciona todos los problemas siempre así que nunca he tenido que enfrentarme a nada por mí misma, hasta ahora, y la verdad es que no ha sido tan malo ni tan difícil. Sé que soy capaz de defenderme y de salir adelante por mi misma y eso es mucho más de lo que sabía hace unos meses, mi timidez me impide relacionarme de lleno con los demás y no me deja hacer una vida normal, poco a poco lo superaré.

No se admiten más comentarios