Un coche para divertirme

Soy un abogado de treinta tres años, la verdad es que mis diversiones son variadas y algunas un poco raras, raras no, a lo mejor inadecuadas para mi edad aunque bueno eso depende mucho de la persona que lo diga, yo me siento joven, muy joven y como tal actúo, además ya tendré tiempo de descansar y de ver la televisión cuando se más mayor. Me encanta hacer deporte, sobre todo de riesgo, voy al juzgado en traje y en bicicleta, a veces voy en patines aunque menos porque la verdad es que me veo un poco ridículo con un traje negro y corbata y os patines en línea azul cobalto.

Ahora que ya he hecho barranquismo, puenting, me he tirado en paracaídas y he buceado con delfines me voy a decantar por el riesgo en estado puro, al principio pensé en el motocross pero descarté la idea porque no me apasiona el mundo de las dos ruedas aunque seguro que lo pruebo. He visto unos circuitos de coches en los que desgastas mucha adrenalina, hay rutas para hacerlas con el coche en las que no solo hay curvas imposibles si no también charcos de barro, pendientes muy empinadas y bajadas peligrosas. Eso es lo que quiero hacer ahora.

Lo primero que he de hacer es equiparme bien por eso me he acercado a Desguacegarciasl para comprar un coche adecuado para ese tipo de conducción y seguro que encuentro algo, y si no hay nada acorde a mis necesidades estoy seguro de que podremos encontrar una solución, quizás la mezcla de distintas piezas, una especie de híbrido entre los coches que tengan en los desguace, como el cruce de dos razas, entremezclar piezas y recambios hasta que encontremos lo que necesito. No me importa gastarme más en el coche, se que lo voy a disfrutar mucho y por eso no me importa lo que me cueste.

No tengo mujer, ni hijos, ni novia, solo mi gusto por los deportes extremos, solo mis ganas de quemar adrenalina y de disfrutar de la vida, así que como tengo que darle explicaciones a nadie voy a pasármelo bien hasta que decida sentar la cabeza, me propuse ser abogado y lo conseguí con mucho esfuerzo por lo que ahora puedo y debo darme todos los caprichos que quiera, ya tendré tiempo después de ser hogareño y dedicarme a cosas menos arriesgadas.

No se admiten más comentarios