Una nueva forma de ser emprendedora

Todos sabemos que en este país si quieres ser emprendedora la llevas clara, es verdad que en muchas ocasiones podemos escuchar como el gobierno pide que la gente se atreva y que monte su propio negocio, pero el dinero no cae de la chimenea y desde luego son muchos los gastos con los que se debe de contar. Y es que abrir un negocio no es llegar y besar el santo, son muchos los papeleos y muchas las gestiones además de las puertas que te cierran en muchas ocasiones. En mi caso a primeros de año estuve planteándome la idea de abrir una peluquería, estaba trabajando en otra pero es que ya llega un momento en el que quieres ir más allá y te das cuenta que estas atascada y que necesitas salir sea como sea, el hecho de querer ser tu propia jefa es una aspiración que tenemos muchas personas y que por supuesto luchamos por conseguir, aunque en determinadas ocasiones las barreras se conviertan en un verdadero obstáculo.

Pues nada te levantas una mañana y sabes que debes moverte un montón y la verdad que lo primero que necesitas es dinero porque si vas a pagar tasas, y además un alquiler, más todo lo necesario para montar la peluquería sabes que si no vas con el dinero por delante no hay nada que hacer. A sí que me puse el mundo por montera y me fui al banco a ver que me decían la respuesta fue clara salí con el rabo entre las piernas como el perro a quien su amo le ha dado una buena tunda y pensando en que todo pudiera estar acabado de pronto te encuentras con tu salvador. Creditosrapidos10min una página que encontré en internet y donde pude encontrar lo que estaba buscando, claro entre tantas entidades tuve que buscar laque de verdad cubría mis necesidades y donde me di cuenta que el dinero que me prestaban lo podría devolver sin problema, todos sabemos que los negocios al principio hay más pérdidas que ganancias, pero con lo que tenía ahorrado podría responder sin problema. Cofidis fue quien hizo al final mi sueño realidad y a día de hoy puedo decir que aparte de mi familia fueron ellos los que me ayudaron de manera clara a cumplir mi sueño, y es así como puedo gritar a los cuatro vientos que soy mi propia jefa.

No se admiten más comentarios